martes, 29 de diciembre de 2015

Hay que hacer algo... ¿Qué hacemos?

Quiero escribir un artículo lleno de esperanza. Porque estoy aburrido de la desgana y la crítica. De la amargura y de la desilusión. Del constante echar la culpa a los demás sin haber aportado lo suficiente, sin haber intentado todas las posibilidades. Sin nunca aprender del fracaso, cuando normalmente uno cae cuando avanza… Quizá el final del año sea más tiempo de mirar atrás pero prefiero la ilusión de proponer un futuro mejor. Aunque os parezca una locura…

Claro que la situación de España es complicada. Incluso dramática. Pero no creáis que todo va a depender de unas elecciones ni de un sistema corrupto donde todo se decide siempre en oscuros salones. Es el momento de reivindicar la importancia de nuestras decisiones personales frente a la opresión de un sistema que parece tenerlo todo controlado. Unas pocas personas bastan para cambiar el mundo si consiguen contagiar su esperanza a quienes buscan manos tendidas. Y todos sabemos que hay muchos españoles esperando que algo ocurra. 
.
Hay que hacer algo. Siempre hay que hacerlo. Pero más aún cuando nadie parece querer hacer nada porque nos están intentando convencer de que todo está perdido.  La falta de esperanza queda explicada magistralmente por Benedicto XVI:

El error de Marx… es que ha olvidado que el hombre es siempre hombre. Ha olvidado al hombre y ha olvidado su libertad. Ha olvidado que la libertad es siempre libertad, incluso para el mal. Creyó que, una vez solucionada la economía, todo quedaría solucionado. Su verdadero error es el materialismo: en efecto, el hombre no es sólo el producto de condiciones económicas y no es posible curarlo sólo desde fuera, creando condiciones económicas favorables. (Spe Salvi 21).

Y esta doctrina contamina toda la política, sea de un signo u otro.  Lo hemos comprobado durante cuatro años: no era la economía, señor Rajoy. No solamente. Se hace cansino el debate político entre solo dos formas de pensamiento encapsuladas, sea la óptica socialista o la liberal, cuando ambas adolecen de la misma contaminación materialista, incapaz de responder a la preciosa esperanza de cada persona. De ahí que la oferta programática de los principales partidos políticos en el mundo occidental sea a la vez tan similar y destructiva y gravísimos los problemas a los que nos abocan al abandonar nuestras sólidas raíces espirituales. ¿Cómo responder al islamismo si destruimos nuestros fundamentos sociales? ¿Cómo  enfrentarnos a una economía injusta sin educar en valores? ¿Cómo progresar moralmente con cada vez más familias rotas y una educación infumable? La frivolidad, más bien la perversidad, de los políticos occidentales no tiene nombre. Por eso hay ya muchas reacciones en diversos países de Europa y América… Ahora toca empezarla en España.

Cuando se acerca el tiempo en que defender ciertas posturas históricas o morales, aún avaladas por la propia verdad de los hechos y sus pruebas documentales las unas y por  siglos de tradición intelectual las otras, sea constitutivo de delito, os pregunto: ¿queréis despertar, queréis hacer algo? Y si vuestra respuesta es positiva, ¿qué podemos hacer? ¿Cuándo podemos empezar? Por vuestras familias, por vuestros hijos, por vosotros mismos y por vuestra libertad: cada vez urge más vuestra respuesta.

España necesita urgentemente un gran movimiento político que aglutine a millones de españoles que hoy no tienen representación política y que no se merecen el totalitarismo que puede suceder al régimen de los corruptos. Este movimiento, cimentado sobre personas valiosas que tienen que dar ya un paso adelante, debe ser sencillo en sus ideas pero muy contundente en su defensa.

No son tantas las personas necesarias para ponerlo en marcha y pocas ideas fuerza pueden aglutinar a más gente que la defensa de la unidad de la patria frente a quienes la quieren desgajar desde dentro o disolver en un ente mundial amorfo e inquietante, la defensa de toda una tradición, una civilización, una historia y unos valores que supimos expandir por el mundo y la defensa de un orden económico justo para todos capaz de acabar con el materialismo, sea de corte ultraliberal egoísta o de corte socialista opresor.


La libertad presupone que en las decisiones fundamentales cada hombre, cada generación, tenga un nuevo inicio…La libertad necesita una convicción… Cada generación tiene que ofrecer también su propia aportación para establecer ordenamientos convincentes de libertad y de bien, que ayuden a la generación sucesiva… Nosotros necesitamos tener esperanzas –más grandes o más pequeñas–, que día a día nos mantengan en camino. Pero sin la gran esperanza, que ha de superar todo lo demás, aquellas no bastan… Benedicto XVI (Spe Salvi, 24, 25, 31).


Olvidad las etiquetas, dejad los complejos, empezad a soñar que es posible. Imaginad líderes generosos y conscientes. Haced lo posible por acercar, unir y sumar. Muchas veces, bastantes menos de los españoles de los que leeréis esta entrada hicieron cosas mucho más grandes en peores momentos. Mirad alrededor, tended manos, llamad a vuestros amigos, contactad con los que también están preocupados. No os dejéis engañar por las trampas que tiende la propaganda del régimen. Llegará un día en que tengamos que ponernos de pie porque no nos quedará más remedio que despertar de la pesadilla comprobando que no estábamos durmiendo. Por nuestras familias, por nuestros hijos, por nuestra libertad. Por España.

Espero vuestros comentarios.


FELIZ AÑO NUEVO

14 comentarios:

  1. Pues por mi parte espero que Vox consiga ,tras asumir errores, seguir adelante.

    ResponderEliminar
  2. VOX ha dado un gran paso para representar a mucha gente, pero no basta por sí solo, como se ha comprobado desgraciadamente. Tiene que corregir errores y sumar, no solo a muchos que nos hemos ido, sino a millones de españoles. VOX, por si sólo no logrará nada. Es tiempo de unir y hacer algo más importante. En Europa hay muchos ejemplos de esta reacción que España necesita también.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por España se hará, no somos fáciles los españoles, pero los que realmente amamos nuestra patria, lo conseguiremos.

      Eliminar
  3. Una entrada cargada de razón. Yo también pienso que hay que poner en marcha un movimiento político libre de etiquetas que sea capaz de aglutinar a todos aquéllos españoles que crean de verdad en una España igual para todos que se sienten huérfanos políticamente y están silentes. Enhorabuena, Blas, por este escrito y espero que sirva para que se empiece a materializar y organizar el sentir nacional.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me cabe la menor duda de que si hay que unir se unirá, por España.

      Eliminar
  4. Insisto una vez mâs q es momento d afinidades y tratar d obviar las desavenencias , pues mientras se pelean por estar en el poder, otros mas listos,ya se metieron dentro y desde dentro acabaran co nuestro "magnífico"sistema q les dio comida , cobijo y ayudas varias

    ResponderEliminar
  5. Sin medios de comunicación que ayuden...Como sorteamos ese problema?.No trato de poner zancadillas sino de buscar respuestas.Gente con dinero y principios debiera dar un paso al frente para financiar ese movimiento.Y por favor,que ese movimiento tenga un nombre con "pegada"tipo F.N.

    ResponderEliminar
  6. Sin medios de comunicación que ayuden...Como sorteamos ese problema?.No trato de poner zancadillas sino de buscar respuestas.Gente con dinero y principios debiera dar un paso al frente para financiar ese movimiento.Y por favor,que ese movimiento tenga un nombre con "pegada"tipo F.N.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas veces nos quejamos de los medios de comunicación, eso es más bien una excusa, porque el problema que hay que resolver antes es QUÉ COMUNICAR, CÓMO Y QUIÉN.
      Una vez se resuleva esto con claridad, será fácil llegar a los medios, de hecho cada vez hay más medios. Solo hace falta tener esperanza y fe y trabajar.

      Eliminar
    2. Debe ser autosuficiente, no podemos pagar "tributos" hoy en dia se puede hacer....

      Eliminar
  7. De VOX a mí me ha resultado chocante el hecho de que los candidatos al Senado hayan logrado más votos que Santiago Abascal en su candidatura al Congreso.
    ¿Alguna posible explicación?

    ResponderEliminar
  8. ¿Aburrido? pero si algunos vivís de eso, y por supuesto todos los nuevos partidos, yo en lugar de esperanza sólo veo demagogia y soluciones inviables que nada tienen que ver con la realidad, pero se nota que hablar sigue siendo gratis, y ahí sigue Abascal dando lecciones a todo el mundo y sin hacer la más mínima autocrítica de sus desastres electorales y cuando para empezar también sale en los papeles famosos, lleva a un condenado por prevaricación en Andalucía, y lo que no sabremos de aquello que dejó traslucir Cristina Seguí cuando salió, aparte de los fichajes mediáticos para llamar la atención como la Lomana y el papá de Monedero que son de traca.

    Casi mejor que no hagan nada.

    ResponderEliminar

Por favor, deja tu comentario y valora esta entrada, tanto si estás de acuerdo como en desacuerdo.