jueves, 10 de abril de 2014

Sobre un libro fudamental: El Fracaso de la Monarquía

Acabo de terminar un libro magnífico que llevaba meses deseando leer: El Fracaso de la Monarquía, de Javier Catro-Villacañas (Planeta, 2013). Es un libro clave y conviene leerlo y reflexionar sobre su contenido. Estamos ante uno de los mejores trabajos para entender las causas del desmoronamiento del régimen que comenzó el 22 de noviembre de 1975. Es preciso señalar la fecha, porque los pactos del consenso que reina y gobierna en España son anteriores a la Constitución de 1978. 

Lo que más me ha impresionado del libro es que es un profundo ensayo de Filosofía de la Historia plagado de citas a pensadores y referencias a hechos del pasado reciente. Pareciera que los responsables de la instauración de 1975 hubiesen diseñado el régimen para cometer uno por uno los mismos errores de la Restauración. Pero, quien principalmente equivoca de nuevo el rumbo es la figura que representa el sistema, a saber, el Rey Juan Carlos I.

Esos errores nacen de aplicar una lógica aplastante aunque al final acabe en una contradicción destructiva: si la Monarquía quiere perpetuarse debe contentar a sus enemigos. Así, el régimen del 75 pacta un reparto del poder con el socialismo, el comunismo y con el separatismo. La derecha, bien definida por el autor como claudicante, solo tiene un papel de legitimación del consenso, pues debe aceptar que su regreso al poder sólo será posible si es para mantener el pacto, esto es, gobernar como la izquierda y respetando al nacionalismo. Técnicamente el sistema no puede definirse como una Monarquía democrática, se apellide parlamentaria o constitucional. El modelo político es una Monarquía de izquierdas. Así, con esta óptica se puede comprender el motivo del 23F -colocar al PSOE en el poder- y, también y aún más terrible, podemos encontrar las claves del 11M: la derecha no puede atreverse a gobernar según sus ideas. La despedida de Aznar y la llegada de Rajoy son buenos ejemplos de lo que afirmo.

El resultado de tal engendro político no puede ser más que la corrupción política, porque no hay no tenemos la posibilidad de elegir a nuestros representantes ni tampoco de controlar sus desmanes. Es decir, la falta de libertad política original ha devenido en una nueva forma de absolutismo monárquico. Es un Estado de la corrupción, una partitocracia corrupta coronada, una fusión del socialismo con el absolutismo que acaba en el capitalismo brutal para élites podridas que dominan a un pueblo sometido por la peor tiranía de todas, la del colectivismo.

Dos reflexiones destaco, porque son lo que más me ha gustado de este estudio a conciencia del último fracaso de la Nación. La primera ha sido leer, precisamente en estos días en que se recuerda el 23F por las sospechas fundadas de que el Rey fuera el jefe de los golpistas, que el golpe que acaba con la Restauración inaugurando la Dictadura de Primo de Rivera en 1923 fuera un golpe para salvar al PSOE y sellar una alianza con la dinastía de los borbones que ha resultado fundamental, también, en el desarrollo de la Transición. La segunda cuestión que me ha impactado positivamente es la afirmación, contra los tópicos lanzados por la gran mayoría de la derecha política y mediática, de que Zapatero no supone una ruptura con el consenso de la Transción sino que la política del gobierno socialista desde 2004 a 2011 responde, sin duda alguna, a las claras directrices del consenso preconstitucional.

No les cuento más, lean el libro, totalmente de actualidad. Porque es hora de conocer los errores pues ya saben lo que ocurre cuando se ignora la Historia.

lunes, 7 de abril de 2014

Felipe también quiere su Transición

El otro día un empresario que se acercaba a los sesenta años me comentaba desesperado:

-Nuestra compañía necesita nuevas formas de hacer las cosas, tenemos que mejorar procedimientos. Pero mira, ahí tienes a mi padre, con casi noventa años al pie del cañón. No falta un día y todo lo controla. No hay manera.

Pasa en las mejores familias. También es cosa de los borbones españoles: para llegar al Trono hay que matar al padre. Políticamente al menos. Bueno, sobretodo.

Felipe quiere su Transición. Y como mandan los cánones de la tradición familiar, bien aprendida, los borbones saben que su Corona solo se puede mantener con aceptación de los enemigos de la Monarquía. Así lo quiso Juan Carlos y así tiene que ser ahora. Felipe ha sido educado para ejercer el poder y ya quiere administrarlo. Porque de no hacerlo cuanto antes su reinado corre peligro. Lo sabe su madre, la Reina. Y su padre también, pero ni quiere, ni puede irse.

Que un empresario de grandes medios, catalán y amigo del Rey, que la biógrafa oficial de la reina y que un medio recién sometido tras el cese de su extraño pero espabilado director se presenten a la operación Urbano, conocida ya como la operación abdicación, otra vez, sólo tiene una explicación: hay que quitar al Rey para poner al Príncipe y que el sistema continúe. La oportunidad es perfecta para un nueva Transición. Por eso Felipe ha ido en poco tiempo más de seis veces a Cataluña. Duran y Lleida confirma que Rajoy mantiene reuniones secretas con Artur Mas. Margallo lanza inexplicables tonterías que solo pueden entenderse desde un pacto previo. Lo de Cataluña lo vamos a arreglar en forma de apaño, como siempre hemos hecho en éste régimen, piensan los oligarcas del mundo financiero, los jueces comprados, los políticos obedientes al aparato del partido y los asesores de la Casa Real. Felipe será el artífice. Y piensan ellos, también, que una mansa sociedad alimentada de telebasura volverá a tragar. La Transición es Cuéntame y todos volverán a cantar Libertad sin ira

Es el pacto preconstitucional -este sí, no como la bandera- del consenso en el que el reparto del poder del franquismo se realiza de forma equilibrada: es el gran acuerdo del Juancarlismo con la izquierda y el separatismo que una derecha extrañísima, como antaño, volverá a legitimar con sus silencios y sus renuncias. Quizá sólo una nueva minoría creativa, una nueva derecha rebelde y libre que no acepte el consenso que acabará con España con tal de sobrevivir, pueda asumir pronto el reto intelectual, político y democrático de evitar un nuevo apaño y lograr una verdadera democracia.

Porque Felipe quiere su Transición y ya han comenzado a moverse los hilos. 

jueves, 3 de abril de 2014

Estrategias actuales contra la verdad...

En la actualidad asistimos  a una pesada lluvia de mentiras. Una vez oí decir a un sabio que cuando se vive entre constantes embustes es un deber defender la verdad cada día. Pero a la vez que se propagan faltas constantes a la verdad, medias verdades -las peores mentiras- y manipulaciones de todo tipo, encontramos un mal aún mayor: la incapacidad para reconocer la verdad cuando alguien la dice...

¿A qué me refiero? La política actual -con sus inseparables medios de comunicación-, convertida en un juego de intereses, es una actividad que produce muchos hipócritas, sobretodo porque, al controlar los medios, los políticos profesionales creen que pueden hacer cualquier cosa porque todo dependerá de cómo se cuente. Así, incluso a los ciudadanos, divididos por los enfrentamientos estériles que crean los propios políticos para introducirnos en las trampas de su trama dramática, no son capaces de distinguir lo cierto: la verdad, de lo falso: la mentira.

Me explico: si una afirmación sobre nuestra política o nuestra historia es cierta, no se puede despreciar según quién la diga o recurriendo a los motivos por los cuales la dice, aunque los motivos sean perversos o la persona sea de poco fiar. La verdad siempre es verdad. Rechazar la verdad porque la dice tal o cual o porque tal o cual la dice por uno u otro motivo es infantil, sectario, absurdo y, además, no sirve para nada más que para sumirnos en un abismo aún más profundo y oscuro.

Estas hábiles trampas las vemos a diario en las tertulias políticas, en los informativos y en las instituciones. Ante una afirmación concreta no vemos un debate argumental para rebatirla, sino ataques a la persona incluso recurriendo a la vida personal para denigrarla. También, cuando la persona no tiene un pasado al que se pueda recurrir para destruir su afirmación, se recurre a inventar oscuros motivos que le habrían movido a pronunciarse de ese modo: económicos, venganza, pérdida de facultades mentales... De todo.

Pero la verdad acaba por llegar, porque su luz es intensa y su empuje arrasa. La verdad es la verdad, la diga Agamenón o su porquero, dijo el sabio.

En fin, que hoy me inspiraba algo más profundo, en plan filosófico... Buenas noches. 

lunes, 24 de marzo de 2014

Sobre Suárez

Entre tantas mentiras y falsedades, que todo es útil a la casta que dirige la oligocracia de la corrupción, conviene siempre recibir una dosis diaria de verdad... Yo he rezado por el alma de Suárez y por toda su familia que hoy sufre, a la vez que como cada día rezo por España. Pero una vez que hemos leído las loas del régimen, siento la obligación de escribir. Por eso y porque muchos me preguntáis.

Se están diciendo muchas mentiras interesadas. Demasiadas. Por todos los que quieren mantener este sistema sin reformas de ningún tipo, que son los mismos que hicieron un golpe de Estado -el de verdad, no la comedia que vimos ideada por algún genio de las cloacas- a Suárez cuando ya no interesaba: lo dijo en símil perfecto el periodista Castro Villacañas anoche en Ya es Domingo: "el Rey utilizó a Suárez como un kleenex para desmontar el franquismo y luego lo tiró a la basura con el 23F para poner al PSOE, que era lo que necesitaba para legitimar su régimen".

Suárez fue mucho mejor que ellos -guapo, honrado, ingenuo-,  pero como ellos son nefastos, Suárez no fue muy positivo. Suárez es un elegido por ser como es -sencillo, nada intelectual, buena presencia, joven, ambicioso- para interpretar el papel de la Transición que han escrito otros. Lo dijo anoche el General Monzón, buen conocedor de los secretos de aquellos años de pactos y cesiones: "la Trancisción política no es obra de Suárez ni del Rey, es un guión escrito en Estados Unidos que trae en 1972 un agente de Nixon". Añadiría que aun antes: confesó Raúl del Pozo que de joven periodista, un embajador en Londres que se llamaba Manuel Fraga, les enseñó, empezando los años setenta, los planes de la Transición.

Suárez, pues, no fue un estadista. Un hombre de Estado no dice que sí a todo, como confesó Carlos Bustelo -ex ministro de su Gobierno- en la reciente presentación de VOX: "el error de la Transición fue decir que sí a todo, pero a todo todo". Amnistía a ETA, nacionalismo, Autonomías, intervención económica a favor de las élites de siempre, cesiones ideológicas y culturales a la izquierda, sistema político cerrado para su control por la partitocracia son toda una serie de males que explican la situación presente. Y Suárez tuvo que ver en todo eso: por acción, u omisión, o irresponsabilidad o por obediencia.

Ahora bien, tampoco vamos a dejar pasar la absurda pero peligrosa afirmación de las izquierdas de que "no fueron las élites del franquismo las que canalizaron la llegada de un sistema democrático, sino los opositores izquierdistas a la dictadura". Pues no. Ni la izquierda ni el separatismo hicieron nada por la democracia y, como vemos hoy, son precisamente los obstáculos a la libertad e igualdad ante la ley de todos los españoles. Basta ver la manifestación violenta del sábado, al PNV apoyando a ETA o pidiendo Treviño después de tener la responsabilidad en la muerte de una niña de tres años o el golpe de Estado que poco a poco está dando Artur Mas.

Por tanto, aunque Suárez fuera algo mejor que el corrupto González, el rendido Aznar -no hay más que verle: nunca terminará de contarnos muchas cosas que merecemos saber- o el impresentable Zapatero, no podemos aplaudirle. No, porque entonces significa que no queremos aprender del pasado para mejorar el presente. Suárez fue un hombre del consenso, utilizado por el consenso y despreciado por el consenso. Magistral hoy Federico Jiménez Losantos en El Mundo: Del 23F al 11M. Suárez fue uno de tantos. Como lo es hoy Rajoy. Por eso, y porque quizá la naturaleza borró pronto sus recuerdos en una terrible enfermedad, la casta le aplaude. Lo ha dejado claro Pío Moa: "es un espectáculo de sensiblería e hipocresía ver cómo elogian a Suárez, unidos, los que le denigraron y los que odian a España". ¿Por qué a algunos el régimen presente les perdona el pasado franquista que a otros se les repasa cada día?

A Suárez le aplauden porque en el fondo fue algo mejor que ellos y porque ellos, en verdad, le deben demasiado, unos y otros. Le deben todo lo que se nos ha robado a los españoles: la Transición fue una oportunidad perdida. No, no podemos aplaudirle. Pero rezaremos por su alma cada vez que rezamos por España...




miércoles, 19 de marzo de 2014

Lo que se dijo en la presentación de Por la Puerta de Atrás

Dado el interés que me habéis transmitido muchos que no pudisteis asistir, recojo por escrito, de forma algo resumida, lo que se dijo en la presentación de POR LA PUERTA DE ATRÁS ayer en el Centro Riojano de Madrid. De todas formas os aviso de que en breve colgaré el vídeo de la presentación, que fue muy interesante gracias a los magníficos ponentes Almudena Negro, Francisco José Alcaraz e Ignacio López Bru.

Gracias a la editorial Galland Books y a su director Lucas Molina, que publica maravillas sobre Historia Militar, sobre nuestro Ejército y sobre la Historia de España.

Gracias a los ponentes que me acompañan y gracias a todos los que habéis venido.

Los tres ponentes se distinguen por defender la auténtica libertad, la de cada persona que se enfrenta a la realidad con independencia, la libertad que nace de un compromiso con la verdad, cueste lo que cueste. Es decir, de la LIBERTAD con mayúsculas.

La batalla por la libertad va siempre unida a la batalla por la Nación. Porque la Nación es el paraguas que protege a la libertad. No todos lo entienden bien, pero los que siempre lo tienen claro son los enemigos de ambas. Todos los que atacan la unidad de la Nación son siempre enemigos de la libertad y viceversa.

Cada uno de los tres ponentes va a explicar una de las tres líneas de fondo de mi novela Por la Puerta de Atrás: en primer lugar, Almudena Negro hablará del consenso político entre PP, PSOE y separatistas; en segundo lugar Francisco José Alcaraz nos explicará los extraños acuerdos con el terrorismo, esto es, la hoja de ruta, que ya formaban parte de la trama de La Tesis Prohibida pero que desgraciadamente culminan en mi nueva novela, y, en tercer lugar, Ignacio López Bru explicará las consecuencias políticas de la masacre del 11M aún no resuelta diez años después, para vergüenza de todos nosotros como miembros de esta sociedad.

ALMUDENA NEGRO es abogada y periodista, dirige YA ES DOMINGO en Radio Inter. Quiero que nos hable del consenso que padecemos, porque es una experta en el apaño político que condiciona todas las decisiones de nuestros políticos. Entender que hay un enorme pacto oculto entre PP, PSOE y separatistas por encima de la falsa batalla ideológica que nos suelen mostrar es clave para entender la situación actual de España. A Almudena tengo que agradecerle la voz que me da los domingos en su programa de radio INTER, 93.5 FM 21H, apunten, una tertulia magnífica donde se habla de lo que los grandes medios no hablan con los analistas que los grandes medios no admiten. Almudena, además, es todo un referente en el compromiso público, valiente, inteligente, sabia y, por encima de todo, amiga.

Almudena explicó, con la elocuencia y sabiduría de un experto en ciencia política, en qué consiste el consenso, comentando los pactos de la transición, mencionando que en la Constitución –mejor, Carta Otorgada- porque entonces no hubo Cortes Constituyentes,  aparecen claros los términos del totalitarismo: Estado Social Avanzado, camino de un hombre nuevo, el que siempre propuso el leninismo…

Entró al fondo del asunto: ETA es uno de ellos. Es socialdemócrata. Sería interesante estudiar la utilidad que existencia de la banda terrorista ETA ha tenido para la consolidación del Estado de Partidos, sustitutiva del Estado personal de Franco, que se estableció durante la mitificada Transición. El Estado de Partidos, un totalitarismo disimulado, es una situación política en la que la libertad política es poco menos que una broma y necesita el miedo para subsistir. El terrorismo acaso le ha servido al consenso para designar un enemigo interior, desviando las miradas del propio consenso, y convencer a casi todo el mundo de sus virtudes.

En España las elecciones no tienen más finalidad que decidir a quién le corresponde dirigir el consenso… La corrupción no es más que la consecuencia del sistema. De un sistema corrupto.

No se olvidó Almudena de criticar el pensamiento único impuesto por el consenso y denunciar las bioideologías (ecologismo, ideología de género) como proyecto del mismo totalitarismo. En fin, padecemos una socialdemocracia totalitaria.

Alertó Almudena sobre el peligro de convertirnos en Venezuela, denunciando la oligocracia que padecemos y trazando un paralelismo preocupante con nuestra situación, explicando que vivimos la misma evolución de la política venezolana que acabó en el chavismo, que ahora con Maduro asesina a los opositores.

FRANCISCO JOSÉ ALARAZ es una persona querida por todos los que hemos estado siempre al lado de las víctimas del terrorismo. Su Rebelión Cívica, impulsada cuando los extraños acuerdos de Zapatero con ETA, manipulada por el Partido Popular, desactivada por el consenso personificado en un padre del engendro constitucional, ha sido para mí un referente moral, una escuela política, un motivo de inspiración literaria y también, por qué no decirlo, responsable de un inmensa admiración que hoy, cuando la soledad obligada que le impone el sistema sobre su enorme integridad, se ha transformado en una entrañable amistad. Quiero que nos hables, amigo, o mejor, que nos expliques como un paciente profesor que repite con el mismo cariño hasta mil veces la misma lección, tu visión de eso que ha venido en llamarse la hoja de ruta, que comienza allá cuando las primeras negociaciones de Zapatero con ETA, hasta las escandalosas excarcelaciones de terroristas alentadas por Mariano Rajoy.

Alcaraz dejó al público boquiabierto cuando comenzó recordando la Hoja de Ruta del PSOE con ETA, que hunde sus raíces en 2001, cuando ZP firmaba con Aznar el Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo, enviaba a sus emisarios a negociar con ETA, que antes de las generales de 2004 ya preveía en sus actas incautadas en 2006 un Gobierno Socialista que supiera recompensarles por dejar de matar.

Además, Alcaraz argumentó, para mostrar que Rajoy mantiene la hoja de ruta, que no eliminara la resolución parlamentaria de ZP en 2005 para negociar con ETA o que mantuviera a las personas de confianza del PSOE en puestos críticos relacionados con Interior o con las Víctimas del Terrorismo, sin olvidar el reciente chivatazo para Ternera huyera; también afirmó que la novela se queda corta, porque la realidad supera a la ficción, explicó diversas cuestiones relacionadas con la traición del PP a las Víctimas del Terrorismo así como la evolución de las excarcelaciones en los últimos meses. Comentando el libro, quiso citar una mención al optimismo que aparece en Por la Puerta de Atrás: somos una minoría, no tenemos nada que perder, por lo tanto tenemos que intentar dar la batalla.

IGNACIO LÓPEZ BRU ha colaborado con las víctimas del 11M durante años y ha publicado, el año pasado y con la editorial SEPHA el libro más importante y más completo sobre la masacre de Madrid que supuso un GOLPE DE RÉGIMEN, un cambio político y origen de la deriva hacia el abismo en la que está España de la mano del consenso de la vergüenza. Por cierto, Ignacio, tu libro LAS CLOACAS DEL 11M fue presentado aquí por Luis del Pino. Toda una señal…

Quiero que nos hables, por favor, del TIEMPO NUEVO DEL 11M. Porque tú, en tu libro, gracias a que has ordenado las investigaciones de valientes periodistas y de otros muchos ciudadanos ejemplares y las has situado con minuciosidad en la cronología real de los hechos de aquellos días terribles, has sabido ver más allá de la lucha interesada del consenso, que quería dividirnos estúpidamente entre derecha ha sido ETA e izquierda han sido los islamistas. En tu libro aprendí que todo el 11M se explica en dos declaraciones en la misma mañana del 11M, la primera, la de un sectario anti-periodista de la SER, que pedía un TIEMPO NUEVO POLITICO  hacia las 11 de la mañana del mismo 11M –es alucinante- y, la segunda, la de Aznar, el mismo 11M hacia las 14:30 cuando dijo NO CAMBIAREMOS DE RÉGIMEN NI PORQUE LOS TERRORISTAS MATEN NI PARA QUE DEJEN DE MATAR…

Lópz Bru comenzó recordando una reseña que publiqué en este blog sobre su libro LAS CLOACAS DEL 11M, muy leída por cierto, titulada “El 11M se hizo para zapaterizar a Rajoy y que el PP asumiera el Tiempo Nuevo”. Este título, dijo, es una síntesis genial de lo que ocurrió el 11M.

En la mañana del 11M, explicó don Ignacio, se produce un gran chantaje. Dependiendo del resultado, había dos planes de autoría, las cloacas tenían un plan B. Cuando Gabilondo en La SER habla, sobre las 11 de la mañana del 11M de un tiempo nuevo, de la alta política recordando los Pactos de la Moncloa, está lanzando una oferta.  Pero Aznar contesta que no cambiaremos de régimen ni porque los terroristas maten ni para que dejen de matar, y entonces comienza la gran manipulación del atentado: pruebas falsas, hipótesis islamista, la mochila de Vallecas, las mentiras sobre los explosivos…

Y siguió: cuatro años después, en 2008, Rajoy ha cambiado. El cambio es en 2007: tiene que asumir que para entrar en el club y poder gobernar tiene que aceptar lo que Aznar no aceptó en 2004. El objetivo es una España federalizada, donde se mantienen los repartos del poder. Resaltó también la responsabilidad del PP, que  mantuvo o ascendió a cargos de confianza del PSOE en puestos críticos de Interior e Inteligencia. Llegó a decir que Rajoy volvió con algún grado de Méjico… Así, Rajoy se carga el PP, o mejor, se carga a esa corriente liberal que aún defiende la idea de la nación española.

Ese Tiempo Nuevo, terminó, recuerda al New Age, a esa era que pretende instaurar un nuevo orden a partir de la erradicación de la tradición católica occidental…

Después de agradecer a los ponentes sus magníficas intervenciones, me tocó el turno y esto dije:

POR LA PUERTA DE ATRÁS culmina una trilogía jamás pensada. Cuando acabé LA TESIS PROHIBIDA en verano de 2011  el reto solamente era publicarla. Gracias a Lucas Molina, a los más de dos mil lectores que la compraron y a la información que muchos de ellos me dieron, fue una obligación moral seguir escribiendo. Y en 2012 llegó AL FINAL PERDIERON, la primera parte de la trilogía que explica el origen de la trama de LA TESIS y cuenta, en forma de protesta contra la nefasta ley de memoria histórica de Zapatero que Rajoy mantiene, insisto, que Rajoy mantiene más dos años después, cómo vivieron la guerra civil mis abuelos y bisabuelos…

POR LA PUERTA DE ATRÁS es la tercera parte, y trata de lo que ha pasado aquí, de forma novelada, en los dos últimos años, esto es,  aproximadamente los dos primeros años del Gobierno actual, y repito, siempre en forma de novela, por supuesto; abarca los sucesos que van desde septiembre de 2011 hasta el final de 2013. Así, la trilogía, abarca desde 1936 hasta 2013, esto es, los últimos 77 años de la Historia de España.

POR LA PUERTA DE ATRÁS es mucho más que una novela. Es una crónica, un thriller político que reta permanente la credulidad del lector. Porque como he dicho, padecemos una falta de pensamiento y cualquier consigna se propaga como un argumento. Necesitamos entender lo que está pasando. Necesitamos comprender la dimensión del problema porque os jugamos la misma nación y con la nación, la libertad. Existen extraños mecanismos de la mente que nos llevan a ignorar lo que no nos gusta y a silenciar lo que nos aterra. Tenemos que rebelarnos. Puede ser más cómodo renuncia a terribles verdades, pero, a la postre, si renunciamos a cualquier verdad llegará un día en que no nos plantearemos vivir más cómodamente, sino el mismo hecho de vivir…

Necesitamos entender, necesitamos comprender a fondo, y como ejemplo, una serie de CUESTIONES bastante incomprensibles?

¿Por qué todas las fuerzas políticas del consenso han pactado enterrar la verdad del 11M sobre toneladas de mentiras y apaños judiciales?

¿Por qué el Gobierno que prometió la misma política económica ligeramente te liberal de Aznar ha optado por una política socialista de impuestos altos y despilfarro público junto a brutal persecución del empresario mediano, pequeño y autónomo y destructora de la clase media?

¿Por qué se permite y financia la aventura secesionista de Artur Mas y la Esquerra? ¿Qué se pacta en esas reuniones secretas que ha mantenido el Presidente del Gobierno con los líderes separatistas en el Palacio de la Moncloa?

¿Por qué se reunió el ministro del Interior con Zapatero nada más tomar posesión de su cargo, en enero de 2012?

¿Por qué el Gobierno actual ha rescatado al grupo PRISA y perseguido a un conocido director de su periódico?

¿Por qué a la vez, y siguiendo el ejemplo de Venezuela, se interviene en todos los medios de comunicación para controlarlos?

¿Por qué todavía la propaganda del sistema, con el país arruinado y dividido nos vende que el modelo de Estado Autonómico ha sido un éxito?

¿Por qué se han producido excarcelaciones de terroristas, demostrándonos que el Gobierno asume la hoja de ruta pactada por Zapatero con la ETA?

¿Por qué el Gobierno actual mantiene este año un presupuesto de más de 500 millones de euros para sostener el programa ideológico del zapaterismo, incluyendo ahí la infumable ley de memoria histórica, creada para denigrar a una gran parte de la patria?

¿Por qué los dos grandes partidos unidos a los separatistas se reparten los tribunales, indultan a sus corruptos, tapan sus escándalos y se ríen de todos nosotros?

¿Por qué llevamos décadas soportando lecciones de democracia de los herederos de un régimen que han sabido heredar todo el poder para repartirlo, controlarlo, pervertir las instituciones, enriquecerse y poniendo en riesgo la misma integridad de la nación?

¿Por qué seguimos permitiendo estoy y hay millones de españoles dispuestos a dar su voto a los responsables del desastre?

Porque todo esto ha ido colándose POR LA PUERTA DE ATRÁS, muchas veces, incluso con el apoyo ingenuo de quienes creían que votaban a un Gobierno que cambiaría las cosas.

Solo se pueden solucionar los problemas cuando se conocen a fondo. Esta tarde, aquí, hemos contribuido a diagnosticar muy bien los males de la nación. De nada sirve si no somos capaces de articular una solución.
Por supuesto que hay esperanza. Tenemos la obligación de  recuperar la nación y la libertad. Hay uno futuro mejor que depende de nosotros. De cada uno de nosotros. Es mejor actuar que quejarse. ¿Qué nos espera si no actuamos?

ANALICEMOS EL PASADO:

De la misma manera que no podemos comprender las claves ocultas, siniestras, del 11M sin investigar a fondo otros oportunos golpes de timón como el asesinato de Gabaldón en 1939 (analizado en La Tesis Prohibida), el magnicidio de Carrero o el 23F, no podremos afrontar  los retos del presente sin entender que las oligarquías del régimen saben muy bien pactar para mantener el poder, pase lo que pase. Por eso debemos entender el trasfondo político de la transición mitificada: hoy, también, el poder se organiza para mantener el poder. El poder organizó en la transición una partitocracia en forma de sistema político de acceso restringido. Solo unos elegidos de las propias élites pueden acceder a la política y a los grandes negocios Corremos el riesgo de una venezualización, y hay marionetas que el régimen prepara para tal fin: marionetas pagadas por siniestras tiranías que son pertinazmente paseadas por los platós de las televisiones… Un Gobierno de izquierda radical al modo andaluz es una posibilidad.  El plan B es un gobierno de concentración con del PP con el PSOE.  Plan A o plan B, el consenso socialdemócrata se instala: impuestos cada vez más altos, federalización de la nación, lo cual equivale a su destrucción, concentración de medios de comunicación afines al poder y eliminación de los críticos,  corrupción en aumento, justicia aún más politizada…

Solo nos queda una opción. Cambiar las reglas del juego que tanto benefician a la gran oligarquía corrupta y crear una democracia abierta. Nos queda pegar el gran grito de la verdadera democracia, el WE THE PEOPLE de la Constitución norteamericana: una democracia que quizá tenga defectos, pero que al menos garantice un sistema abierto de participación en los negocios y en la política con unos contrapesos adecuados  e independientes para limitar el poder de las instituciones que tienden a oprimir a las personas. Es el sistema clásico. El mejor. El que nunca, salvo quizá en antiguos pactos medievales, jamás se ha aplicado en España. También, por qué no es el grito clásico español, el grito de la libertad y de los principios del ALCALDE DE ZALAMEA que se rebela contra el poder del Estado que en la persona de un militar ha humillado a su hija: al rey la hacienda y la vida se han de dar, pero el honor es patrimonio del alama y el alma solo es de Dios…

Por eso, como el Alcalde, como aquella the people que fundan los Estados Unidos de América, tenemos la obligación de garantizarnos a nosotros y a nuestros hijos que SÍ HAY FUTURO: están surgiendo nuevos partidos, no podemos seguir siendo cómplices de los viejos partidos corruptos; los nuevos quizá no sean perfectos, pero nos pueden servir para empezar a desmontar el consenso que explicaba Almudena, el apaño que pacta con terroristas como explicaba Francisco José y la vergüenza de un tiempo nuevo basado en un oscuro pacto sobre firmado con la sangre de casi 200 cadáveres, como explicaba  Ignacio.

POR LA PUERTA DE ATRÁS es una novela que solo quiere ayudaros a entender la dimensión del problema y sembrar la semilla de la esperanza, basada en mi convencimiento de que las soluciones colectivas empiezan por las transformaciones personales. No necesitamos una revolución demagógica, necesitamos minorías creativas y activas que se comprometan por el bien de todos, eso que es la auténtica política, que aporten propuestas nuevas para los nuevos retos. En este sentido Internet es sinónimo de Libertad, con sus ventajas, con sus inconvenientes, pero, al fin y al cabo Libertad. Muchos estáis hoy aquí gracias a las redes sociales, y muchos somos amigos gracias  a ellas.

POR LA PUERTA DE ATRÁS es una novela que comienza con el suicidio de un agente del CNI que ha conocido una información escandalosa del candidato del Partido Popular: estamos a finales de septiembre de 2011 y quedan apenas dos meses  para las elecciones generales…El agente que se quita la vida ha investigado un extraño viaje a Méjico del candidato Mario Romero en el verano de 2008…  Así empieza POR LA PUERTA DE ATRÁS, sólo tienes que seguir leyendo para empezar a recuperar la nación y la libertad…
Por cierto, una confidencia: es impresionante presentar un libro delante de varios de sus personajes que son los verdaderos protagonistas… No puedo decirles nada más, así que no se lo digan a nadie…

GRACIAS CENTRO RIOJANO
MUCHAS GRACIAS ALMUDENA, FRANCISCO JOSÉ, IGNACIO

MUCHÍSIMAS GRACIAS A TODOS