viernes, 25 de julio de 2014

PERDIDOS, un libro para encontrarnos

Comentarios al libro PERDIDOS, de Cristina Martín Jiménez, editorial  Martínez Roca-Planeta, Madrid 2013.

¿Quién maneja los hilos del poder? Los planes secretos del Club Bilderberg, se subtitula PERDIDOS, un libro que se lee de forma rapidísima, por lo ameno de su escritura y por lo interesante de su relato. Y eso que ya había leído varios libros sobre el selecto Club que aspira a controlarlo todo y sobre sus proyectos para un Gobierno Mundial.

El libro de Martín Jiménez es distinto porque es una continua pregunta adecuada para buscar respuestas correctas. Es más una reflexión personal profunda que un suministro de datos y documentos. El libro es sobretodo una invitación a pensar. ¿Qué ocurre, cómo manipulan, qué pretenden y cómo quieren lograrlo?

PERDIDOS parte de la tesis de que la crisis financiera es una fase más de un plan para la guerra total que permitirá a los magnates hacerse aún más poderosos. El libro identifica personas y cargos, por encima de las ideas, y las conecta en ese entramado siniestro que juega al Monopoly con el mundo y con nuestras vidas.

Lo que más me ha gustado de PERDIDOS es la constante llamada de atención, el intento que realiza por despertar conciencias, la pasión con la que la autora sale del papel a cogernos de las solapas para decirnos con poderosa voz: ¡muévete, tienes que actuar! Así, el libro, después de demostrarnos las nefastas consecuencias de contubernios y conspiraciones, acaba por recetarnos un plan para cambiar los planes de los poderosos:

Comprométanse, sean coherentes, luchen. Protejan sus familias, son el principal enemigo del poder que necesita destruirlas para acabar con los individuos libres. Aprendan a comunicarse, dialoguen, cojan lo que une. Lean, estudien. En fin, combatámosles distinguiendo la verdad de la mentira, el bien del mal.


Una lectura muy recomendable para el tórrido agosto. Feliz verano.

jueves, 24 de julio de 2014

Señor González Quirós: ¿qué es traicionar a VOX y a la democracia interna?

Estimado Señor González Quirós:

Muy buenos días.

Acabo de leer su entrada en VOX Habla contra la enmienda de Luz Trujillo al artículo 23 que regula la elección del sistema de Gobierno de VOX. Le contesto por aquí, porque muchos afiliados no acceden a ése portal o porque no se manejan bien con las claves y el sistema o porque no entran donde ciertos intoxicadores cansinos, ruidosos y minoritarios se dedican a dañar al partido. También le contesto por aquí porque me siguen muchos simpatizantes de VOX realmente interesados en la situación interna del partido, que sufre una crisis brutal desde hace varias semanas. Me sorprende por eso que usted, que supongo quiere el bien de VOX, pida continuidad de la dirección actual que está destrozando las esperanzas de muchísimos afiliados y españoles... Terrible responsabilidad. Efectivamente, el 26 VOX se juega, más que mucho, se juega todo.

Después de justificar en su entrada que no le correspondía como Presidente Provisional, Delegado o Intermitente del CEN pronunciarse a favor o en contra de las enmiendas de los afiliados, va usted y redacta todo un artículo en contra la enmienda de Luz Trujillo al artículo 23, enmienda que da en el clavo para reformar al artículo propuesto que supone un consenso preestablecido de espaldas a los militantes para garantizar ciertas posiciones. Así se lo digo, directamente, don José Luis.Y voy a seguir hablando claro.

Traicionar el Manifiesto Fundacional no es proponer una enmienda que pretende elegir un Presidente de forma limpia y transparente por mayoría de votos de los afiliados sino más bien lo es decir en una Universidad Católica en plena campaña que "aunque estoy en contra del aborto hay algunos casos en que produce un conflicto de derechos entre la vida del ser humano en gestación y el de la madre... Y que el plano moral y político son distintos" acabando así por justificar el execrable crimen, cuando el Manifiesto de VOX afirma que promoverá la cultura de la vida. Nada hizo más daño a VOX que esto en la campaña de las europeas, ciertamente. Aún así, siendo tan grave eso, hemos sido leales y hemos intentado comprenderle y apoyarle. Hasta que usted se ha retratado esta mañana.

Traicionar el Manifiesto Fundacional es llamar a un afiliado que trabaja ilusionado por el partido sin pedir nada a cambio, por cierto -¿puede usted decir lo mismo?-, para intentar convencerle de que "hay que asegurar la continuidad de la dirección actual, si tenemos que ceder en cuestiones como el patriotismo o el aborto o nuestro radical ataque al sistema autonómico lo tendremos que hacer, porque somos un partido que debemos tener una amplia base social. Aspiramos a sustituir al PP no a ser una derecha". Lea los puntos 2, 5, 10 y 11 de los Principios Inspiradores del Manifiesto Fundacional, porque en esa frase los ha olvidado todos.

Traicionar el Manifiesto Fundacional es decir en una reunión que no nos conviene gente como Francisco José Alcaraz porque tiene mala imagen de extremista y no podemos ser el partido de las Víctimas del Terrorismo. Punto 11 de los Principios Inspiradores. Así, posiblemente, hayamos perdido entre 30.000 y 50.000 votos.

Traicionar la democracia interna y al espíritu de un partido que quiere escuchar a los afiliados es dedicarse a criticar a otros miembros del partido, como Cristina Seguí -poniéndose nervioso porque ella iba al Gato al Agua- o Santiago Abascal y a la Funación DENAES, ejemplar su labor por cierto y fundamental en el nacimiento de VOX.

Traicionar la democracia interna es sembrar dentro de VOX la especie de que son de extrema derecha los que no piensan como usted, a la manera en que lo hace nuestro nefasto régimen pervertido por la hegemonía ideológica y cultural de la izquierda.

Traicionar la democracia interna, sin duda, es pretender un consenso previo a las elecciones, un pacto para las listas y con un sistema electoral de doble urna que permita asegurar puestos a los que más enredan. Eso es precisamente lo que nos hemos olido muchísimos afiliados y por eso la enmienda al 23 de Luz Trujillo es la más votada -cosa que a usted no le importa- y, lamentablemente, contra la que usted dirige su inaceptable entrada en VOX HABLA. Porque usted utiliza su posición de poder provisional para intervenir contra la esencia del proceso democrático, para posicionarse en contra de lo que muchos hemos votado. ¿Dónde queda su pregonado liberalismo y su defensa de la democracia, su respeto a las normas, su ética y su escucha a los afiliados? Al final, usted, se ha retratado como el mejor representante de esa generación de otro tiempo, de esa vieja política de consensos y apaños, en la que la democracia es una excusa y los complejos y mensajes sinuosamente relativistas dominan las mentes. Que hasta en VOX me tengan que decir a mí, nacido en 1978, los mismos mensajes que escucho desde pequeño de esos medios, del sistema, de los cobardes y de la corrupta casta política: es muy majete y está muy preparado pero el problema de este chico es que se llama Blas Piñar... Y además, poco puede aportar como líder quién, llevado por la derrota y los nervios, ha dado un paso fatal, erróneamente fatal que le retrata como lo que acabo de redactar. Mire que lo lamento, pero usted ha cometido todos los errores y traiciones de las que se supone debía protegernos como Presidente.

Nos hemos callado hasta hoy porque usted ha entrado en un juego muy sucio y solo la verdad puede limpiar tantas traiciones. Yo no dudo de que VOX saldrá adelante como quieran sus afiliados, como ya han ido manifestando: unido, fuerte y en orden. Y usted debería saber aceptarlo el día 26. Que una persona de su preparación diga a estas alturas que elegir presidente del partido por una mayoría de afiliados por voto directo no es democrático no solo refleja una extraña desesperación o un exagerado apego que me gustaría comprender, sino un absoluto desprecio por la democracia en sí y, lo que es peor, un desprecio por lo que han votado muchísimos afiliados libres, independientes, sanos e inteligentes del partido que usted preside y presidirá, espero, por poco tiempo. Y una cosa más: porque vamos a ganar, yo no tengo miedo de la democracia interna.








lunes, 21 de julio de 2014

LO QUE AYER SE HABLÓ DE VOX EN YA ES DOMINGO RADIO INTER

Hola, os recomiendo escuchar el editorial de Almudena Negro de anoche en YA ES DOMINGO Radio Inter en el que colaboro. Almudena Negro informa sobre la crisis interna provocada en VOX por un personaje que fue del PSOE y también recomiendo escuchar la parte de la tertulia que dedicamos al proceso de debate y votación de estatutos de VOX el próximo 26 de julio.

Editorial Almudena Negro sobre la crisis interna a partir minuto 2.

Tertulia donde hablamos de la situación y debate en VOX, donde intervengo, a partir de la 1 hora y 11 minutos.


AQUÍ PODÉIS ESCUCHAR EL PROGRAMA





miércoles, 16 de julio de 2014

Lo que al final apoyaré en los estatutos de VOX y por qué



A pesar de que siempre he vivido de cerca la política, por familia,  por educación y por lo mucho que me interesa, nunca antes había tenido una experiencia de participación política tan intensa como la de estas semanas previas al debate de los estatutos de VOX que se votarán en la asamblea del próximo día 26 de julio. He aprendido mucho de este original ejercicio de democracia interna aprovechando las facilidades que para la comunicación aportan las nuevas tecnologías.

Gracias a este fenómeno, he podido mantener y escuchar debates de fondo con numerosos afiliados de VOX. He podido comprobar el alto nivel de formación de muchos militantes, el apasionamiento por España y la Libertad, las ganas de trabajar, la preocupación por los problemas actuales que sufrimos los españoles en concreto y en general toda la humanidad y, con más énfasis debido a la cuestión a tratar, la importancia que muchos damos al artículo 23 que permitirá elegir al gobierno de VOX. 

Aquí he compartido mis reflexiones en las últimas entradas. Como decía, ha sido tiempo de debate, de aprender, de escuchar. Por ello, ha resultado normal que en este proceso uno haya ido viendo las ventajas e inconvenientes de las diferentes propuestas. Apoyé en un principio la enmienda al 23 de Javier Román que buscaba un gobierno unido, puesto que parecía arriesgado mantener los apaños actuales que tanta división, ineficiencia y confusión ha generado. Ahora ha aparecido una enmienda de Luz Trujillo que creo que mejora aún más el gobierno de VOX porque propone la elección de un presidente por el total de los afiliados y he decidido apoyarla con mi voto. Os explico mis motivos:

La enmienda de Román que propone la lista de 12 cerrada seguía suponiendo un riesgo si hay un acuerdo previo a las elecciones entre diferentes intereses. Como el militante no conoce esos acuerdos previos, corremos el riesgo de traicionar la democracia interna. Un líder elegido por todos los afiliados tendrá libertad de nombrar a su equipo y libertad para dirigir el partido sólo atendiendo a los afiliados, que son los que le han elegido. También será responsable. Además, por puro sentido común, se evitan riesgos de división y de falta de transparencia porque el militante sabe a quién vota realmente: a una persona concreta. Algunos creen que el hecho de que podamos elegir a más personas es más representativo o democrático, pero eso no es cierto. Por ejemplo, si miramos a lo que acaba de hacer el PSOE me parece que no hay motivo para esa objeción. El PSOE ha elegido a un líder por mayoría de votos de los afiliados que será quien dirija el partido y en todos los ámbitos se comenta lo beneficioso que ha sido para los socialistas este proceso electoral.

He visto que Javier Román ha retirado su enmienda al artículo 23 que ya contaba ya con cerca de 100 apoyos y ha pedido apoyo para las enmiendas de Luz Trujillo que se formula para elegir a un presidente. Es absolutamente lógico puesto que los argumentos para la enmienda de Román se hacen aún más poderosos para defender la de Trujillo. Es lo que finalmente voy a apoyar porque creo que es lo mejor para que VOX pueda continuar y crecer para hacer algo grande por España. Os animo también a hacerlo, es una cuestión fundamental.


Os dejo los enlaces a las enmiendas de Trujillo:



Además hay otras enmiendas que he apoyado:







martes, 15 de julio de 2014

VOX, liderazgo y democracia interna



Es tal la desorientación general y el descontento dominante hacia la política, que les va a sorprender la siguiente afirmación: a nadie interesa más el pasotismo hacia las cuestiones públicas que a quienes aspiran a imponer su totalitarismo  sin posibilidad de oposición.  En efecto, fue el filósofo de la historia inglés Toynbee quien dejó clara la cuestión: El mayor castigo para quienes no se interesan por la política es que serán gobernados por personas que sí se interesan. También, en este sentido, conviene recordar la división interna como causa del fracaso de muchas tareas comunes: hay expertos en crearla.

La constante sospecha, los políticos repugnantes, los relativistas que carecen de principios, los abundantes traidores o la corrupción que todo lo invade no pueden acabar con nuestra esperanza. Necesitamos responder a los desafíos. Tenemos que actuar. La política es compleja, arriesgada pero sigue siendo una de las mayores tareas que uno puede hacer por los demás. Puestos a citar, viene al caso esta sentencia de Cicerón, político de Roma: Los hombres se asemejan a los dioses cuando hacen el bien a la humanidad. Por tanto, debemos implicarnos, no debemos pasar de los asuntos, pero tampoco podemos caer en un exceso de sospecha que imposibilite la acción política por las divisiones que provoca.

En VOX han confluido numerosos españoles con con ganas de dar la batalla para defender España, la libertad y sus principios más elementales frente a la imposición del pensamiento único de la izquierda. En esta iniciativa nos hemos juntado gentes preocupadas por el momento presente. Personas con diferencias, pero todas, salvo ciertos infiltrados bastante ruidosos pero muy escasos, alrededor de un Manifiesto Fundacional que marca los principales retos del partido. 

Ahora VOX se encuentra, hasta el día 26 de julio, en una fase de debate interno muy importante: se trata de concretar los estatutos que regirán su funcionamiento interno. Me he posicionado a favor de facilitar la elección de un gobierno cohesionado y fuerte que permita asegurar los principios y crear una organización eficaz. Hay muchas formas de lograr esto. Algunos creen que sólo un sistema asambleario obedece a las leyes de la democracia. No es así, y además resulta completamente ineficiente: de hecho es el caos. He leído enmiendas de lo más absurdas y hasta hay afiliados que en nombre de la democracia interna solo quieren asegurar un trozo del poder y dicen que si no gana su opción se van del partido...

VOX necesita liderazgo y unidad si quiere sobrevivir. No se opone a la democracia, al contrario la garantiza, un sistema de elección de un líder que tenga libertad para dirigir el partido, sin tener que responder de pactos previos que buscaron repartir o asegurar el poder. Tampoco es menos democrático un sistema que permita elegir al gobierno completo directamente. Creo que estos puntos son clave. Y conviene reflexionar. Algunos creen que hay que elegir independientes para controlar al ejecutivo, sin comprender que en un sistema democrático sano no se opone gobierno fuerte y control del mismo en otra institución distinta y con otro sistema de elección.

El líder o el gobierno deben poder gobernar con tanta transparencia como libertad y ahora, en el momento presente, entiendo que solo puede hacerse o por elección directa del presidente o por elección directa del gobierno completo en una lista cerrada. Sinceramente prefiero el sistema presidencialista y sería deseable que VOX tuviera ése sistema de gobierno. El resto de sistemas propuesto tienen un tufo a apaño, a reparto del poder ajeno a los intereses de los afiliados y desde luego ni son transparentes ni permitirán un liderazgo como el que urge. Creo que la mayoría de los afiliados que quieren que VOX salga adelante para ofrecer esperanza e ilusión a millones de españoles lo tienen claro.