miércoles, 20 de mayo de 2015

Sobre la magnífica campaña de VOX

Quería esperar al domingo pero conviene seguir animando... VOX está haciendo una campaña magnífica. Ayer lo dijo Federico Jiménez Losantos en su videoblog: "Pueden pasar muchas cosas y VOX está apuntando fuerte en el final de la campaña"...

Con escasísimos medios, con eficacia, con habilidad e inteligencia -así hemos entrado en los debates de Telemadrid, a pesar de la interesada censura de PP y Ciudadanos-, toda la gente de VOX me ha sorprendido una vez más. Han hecho realidad el "Yo no me rindo" de Abascal. Muchos analistas llevan pronosticando el fin de VOX desde el primer día. No comprenden que el gran cambio político que vamos a vivir en España ha comenzado por una sociedad que quiere ser libre y que Internet está conectando más allá de los manipulados grandes medios... VOX lleva un año y medio trabajando por España y nos conocen ya muchas personas. 

VOX presenta unas 150 candidaturas y más de 3.000 candidatos. En muchos lugares, los militantes y candidatos, con escasos medios, están haciéndose oír. Patean calles, reparten folletos, pegan carteles, hablan y explican nuestras propuestas. El éxito de VOX en esta campaña es que está transmitiendo ideas, frente a los cansinos tópicos de los viejos partidos y esas nuevas izquierdas que desde todos los ámbitos se quieren sumar al consenso del despilfarro. 

VOX está situando cuestiones clave en el debate político: acabar con el ruinoso sistema autonómico, bajar impuestos, defender la vida y la familia de las ideologías de género progresistas... Hasta Esperanza Aguirre, que es la candidata elegida por el dedo de Rajoy, pide a VOX que vuelva al PP (cuando muchos no hemos salido de allí) y dice que ella está de acuerdo con nuestro programa y parece más empeñada en defender un PP que nunca ha existido que a combatir a la izquierda, contra la cual solo propone voto del miedo, que es el voto más inútil como han podido comprobar quienes votaron a Rajoy esperando una política diferente a la de Zapatero... Vaya chasco.

En política las cosas cambian en un día. Es cuestión de situar el mensaje en el momento preciso. Nuestros candidatos son solventes y hacen una gran labor frente a los patinazos de Ciudadanos, que como dice mi suegro, cada día proponen un disparate. Así, hemos podido escuchar a Santiago Abascal, Javier Ortega, candidatos en Madrid y a Ignacio Blanco, candidato en Asturias, exponer con brillantez las propuestas de VOX, que son únicas y distintas a las propuestas del resto de partidos situados desde el centro hasta la extrema izquierda. Esta eficaz presentación del mensaje, junto con el vídeo de "Juan atracado por el Estado" -enhorabuena a Iván Espinosa y su equipo- ha logrado que muchos dejen de esperar nada de la socialdemocracia de Ciudadanos para empezar a considerar las propuestas de VOX, más solventes en cuanto a defensa de la libertad económica, cuestión clave para la regeneración de la política.  

Además, durante varias semanas, VOX ha presentado sus ponencias en temas fundamentales como son Sanidad, Educación, Economía y Terrorismo y no podemos olvidar la labor de muchísimos candidatos y afiliados en diferentes localidades muy importantes de Madrid, Toledo, Andalucía, Huelva, Ciudad Real, Burgos, Cuenca, Valencia, Melilla, Almería, Sevilla, Valladolid, Barcelona... y tantos otros lugares en los que están trabajando con muchísimas ganas, porque saben que lo dan todo por el bien de España, una España que se la juega en estas elecciones decisivas, porque merecemos elegir más allá de las propuestas de los corruptos y de todos los socialistas tan diversos. Menciono aparte al equipo de VOX Elda y al resto de VOX Alicante, con quienes he participado en un gran acto en Elda, emprendedora localidad de 56.000 habitantes, capital española del calzado, donde me dicen que VOX va a lograr algún concejal, gracias al empuje de Lola, una candidata al servicio de su ciudad.

Como me comentaba una amiga, VOX está despuntando en estos últimos días: hay mucha gente que dice que votaría a VOX si viera con claridad que entramos en las instituciones. Desde aquí les digo una cosa: votad, porque os vais a sorprender; VOX va entrar en las instituciones y VOX va a seguir trabajando por la libertad, la unidad de España, la regeneración democrática y la defensa de nuestros principios. 

Nos vemos en el acto del cierre de la magnífica campaña de VOX en la Plaza de Colón, el viernes, a las 20h. Desde aquí mi felicitación a la gran campaña que estáis desempeñando. Enhorabuena. El domingo cosecharemos el fruto de este enorme trabajo. A la tercera va la vencida...

martes, 12 de mayo de 2015

Voten en conciencia de una vez, por favor

Estoy de acuerdo con vosotros y os votaría, pero veo que no salís en la tele... Tampoco las encuestas os dan representación... Además, se trata de cambiar, y el voto útil es importante.

¿De verdad crees que uno se puede informar bien a través de los grandes diarios de papel o de las televisiones? ¿Has pensado en quién hace las encuestas o quién decide qué es lo que sale en las televisiones?  Incómodas preguntas. Lo malo de pensar es que tiene consecuencias. Y hay que ser valiente.

Cuando no hay argumentos, o llega el enfado o llega el dislate: la corrupción no importa, siempre la habrá... Y prefiero que siga la jefa de Púnica, la candidata del Presidente del aborto, de la corrupción y de la brutal subida de impuestos... La demagoga que llegó a decir una gran verdad: que si ganaba ella, ganaba su jefe.

Otros creen que el cambio es la última oferta del poder para engañar a la derecha que lleva dejándose engañar desde la Transición: son quienes son incapaces de disimular el encargo que han recibido de los que mandan... Como vemos, negocian mantener en el poder al partido más corrupto de Europa en la región con más paro de la Unión. Pronto demostrarán que también son los recaderos de quienes les necesiten para mantener el sistema.

Y también, no olvidamos a los es escasos grupillos marginales siempre ruidosos cuando se acercan las elecciones porque, incapaces de sumar, siguen creyendo que el enemigo no es el régimen de la corrupción que pone en peligro la unidad de España, sino quienes hemos dado un paso con total lealtad y coherencia.

Por eso, reflexionen. Busquen la información y piensen. No vean la televisión durante estos días que quedan para las elecciones. Entre en Internet, seleccionen y lean.  La campaña electoral está diseñada para que precisamente usted no piense y se mueva por impulsos como una marioneta. Pero usted es un ser humano. Lean y piensen y luego vuelvan a meditar: no decidan su voto según lo que dicen que va a ocurrir porque las encuestas forman parte de la manipulación: miren lo que acaba de ocurrir en Inglaterra. En España estamos en días decisivos. Olviden males menores y votos útiles. Piensen en quién representa mejor sus principios e intereses y, luego, decidan. Voten en conciencia: no se van a equivocar.

miércoles, 6 de mayo de 2015

Me interesa la realidad y apenas me interesa la actualidad...

Leía muchos periódicos.
Antes, diariamente, se me ocurrían decenas de entradas para este blog.
Hace tres semanas que no escribo.
¿Qué me pasa?
Algunos me preguntan: ¿ya no escribes, ya no estás en VOX? Apenas tuiteas y en Facebook no estás tan activo... No vas a la radio...

Ocurren varias cosas. En noviembre me dieron una oportunidad profesional muy imortante. Desde entonces estoy volcado con mi trabajo: una buena empresa, unos buenos compañeros, un sector en crecimiento, un jefe que anima... Además, tengo cuatro hijos pequeños a los que dedico, con alegría, todo mi tiempo libre. Pero es curioso: solía leer El Mundo desde hace casi veinte años. Entero; cada día. Desde que echaron a Pedro J. Ramírez decidí no renovar mi suscripción por razones que resultan evidentes: el diario de Casimiro era un insoportable panfleto que evolucionaba hacia la metodología del Grupo PRISA de la misma manera en que el PP ha evolucionado hasta parecerse demasiado al PSOE. Cada día, leía además Libertad Digital,  La Gaceta, Voz Pópuli y varios digitales de información católica.

Ahora prefiero leer los artículos de opinión de esos mismos medios, pero solo los de los analistas que me parecen más serios y coherentes, dedico más tiempo a los libros y sobretodo escribo artículos más trabajados para Razón Española, revista fundada por el sabio Gonzalo Fernández de la Mora a la que os recomiendo suscribiros: aún hay gente que piensa en España.

La actualidad me aburre: es un compendio de dosis de manipulación bien estudiada. Podemos, Ciudadanos... Esas alternativas del régimen a sí mismo constituyen todas una estafa intelectual que solo se tragan personas embrutecidas por el inmenso poder de la televisión. Que son muchísimas, ciertamente. No me interesan muchas de las tonterías que se dicen por ahí. He perdido las ganas de discutir, porque casi nadie medita sus propias opiniones, sino que repite consignas pergeñadas por los poderosos. Qué cosa más aburrida son los tópicos. Miren lo que ocurre en Andalucía estos días y me darán la razón.

Me han defraudado muchas personas que parecían libres e independientes, pero en el triste mundo de la prensa politizada todos han vendido al menos parte de sí a otro que tiene más poder. Solo las personas que viven de su trabajo, y me refiero al trabajo ajeno al mundo de la prensa, la administración pública o los partidos, parece ser absolutamente independiente, es decir, capaz de razonar por sí y expresar lo que piensa sin temor.

Por eso, la actualidad, quiero decir, la parte de la realidad que quieren que veamos, resulta del todo carente de interés. Prefiero los libros de historia o los análisis de aquellos que aún me resultan creíbles. Es decir, que hay una gran diferencia entre lo que se dice y lo que realmente ocurre. Hagan un experimento: lean las consignas de los medios sobre la recuperación y lean lo que dicen los economistas realmente independientes... 

Todo lo dicho explica la crisis total de la prensa, el desprestigio de la política, la injusticia de nuestros jueces y la corrupción sistémica del régimen. Olviden la actualidad: lo realmente definitivo es la realidad. Pero para conocerla hay que liberarse de la manipulación y atreverse a pensar y actuar con total libertad.

Aclaración: sigo apoyando a VOX con total lealtad. Es la única alternativa real al pensamiento único del resto de partidos del régimen de la corrupción. 


martes, 14 de abril de 2015

Sin armas frente al islamismo y colaborando con el enemigo...

El problema más grave que tiene Occidente ante la amenaza islamista es que los terroristas del Estado Islámico actúan consecuentemente con la fe que profesan. Occidente, en cambio, ha perdido la fe, y actúa de forma suicida destruyendo los cimientos religiosos que sustentaron su desarrollo cultural.

Ahí radica la cuestión. Y no quiero decir que haya que creer en la Santísima Trinidad... La fe, en el pensamiento cristiano, es un don y no se puede imponer por la fuerza. Pero el laicismo no ha comprendido esto y los laicistas imponen agresivamente un mundo sin Dios y, por ello, sin valores. La sana laicidad, la única posible, es curiosamente la que trajo el cristianismo desde el momento en que Cristo soltó a los Fariseos aquéllo de "al César lo que es del César y a Dios lo que es Dios" aún cuando, ignorando el mandato de Jesús, la Iglesia y el poder temporal se hayan confundido por hombres perversos o ignorantes, o ambas cosas...

"A veces el hombre moderno comete el error de creer que es el único autor de sí mismo, de la vida y de la sociedad" decía con acierto Benedicto XVI, el gran baluarte intelectual y moral frente al relativismo que nos está destruyendo... Occidente ha comenzado a suicidarse cuando ha querido separar sus inmensos logros culturales de su origen, sencillamente por odio a la fe de Cristo. Pero ha obviado que al destruir los cimientos se cae el edificio entero. Puede haber falta de fe pero resulta absurdo negar lo evidente e intentar destruir el apoyo que te hizo ascender...

Para el islamismo nada será más fácil de invadir que una sociedad sin capacidad alguna para plantarles cara. La diferencia con otros tiempos de la historia que se vieron sometidos a la misma tiranía es que entonces tenían los referentes fundamentales claros y ahora, en cambio, los líderes políticos y culturales del mundo Occidental son los mejores aliados de quienes están decididos a arrasarnos.

No tenemos armas frente al islam. Y no solo no tenemos armas sino que algunos están decididos a colaborar con el enemigo. Y no me refiero a las armas de la guerra, que realmente no las tenemos tampoco, porque como se ha sabido, los terroristas del Estado Islámico son una creación occidental -lo ha confesado un general norteamericano- y también reciben de nuestras naciones inmensos surtidos de moderno armamento y hasta sus principales ingresos económicos. Me refiero a que carecemos de armas culturales. Porque cuando se pierden las nociones elementales todo precisamente queda a merced del puro interés comercial o, incluso, del terrible interés de poder que consiste en querer erradicar del mundo al único enemigo que aún planta cara a quienes aspiran a dominar el mundo, es decir, al cristinismo... Es una vieja batalla. 

Por si fuera poco, el mundo de la prensa ha ignorado las masacres y secuestros contra los cristianos de Nigeria, Kenya, Siria, Irak y Paquistán y aquí, en España, la causa islamista encuentra poderosos aliados, tres en concreto: por un lado, la izquierda que le apoya frente a la Iglesia en el caso aberrante de la Catedral de Córdoba; por otro, el separatismo catalán, que le apoya con tal de eliminar otro nexo con el resto de España como es la fe católica, sin importar que hace unos días hayan sido detenidos en Barcelona unos yihadistas que pretendían asesinar a españoles degollándoles y, por último, por si aún lo anterior no fuera increíble, el Gobierno del Partido Popular ha aprobado todo tipo de facilidades para que se imparta ¡por imanes y sin control del Estado! el islam en nuestros colegios...

No, ni tenemos armas, ni queremos combatir contra ellos. Lo que realmente ocurre es que el mundo Occidental ha perdido todas sus referencias y, ansiando su destrucción, los poderosos se has aliado con uno de sus enemigos más bestiales: el islamismo terrorista.


domingo, 5 de abril de 2015

Evangelización, Civilización y Conquista de América

Comentarios al libro de José Javier Esparza La Cruzada del Océano, La Esfera de los Libros

No solo tenemos una historia apasionante, es que además, en la misma proporción, es desconocida por norma y es radicalmente diferente de las leyendas negras en las que han sido adoctrinados la mayor parte de nuestros compatriotas...

La Cruzada del Océano es el perfecto título del último libro de José Javier Esparza, que culmina la historia comenzada con La Gran Aventura del Reino de Asturias, que seguía con Moros y Cristianos y quedaba rematada con Santiago y cierra, España todos ellos también publicados por La Esfera de los Libros. El título es perfecto, porque resume la gran obra de España en América que es, sobretodo, la evangelización de todo un continente. Además, en efecto, culmina la trilogía anterior porque América es la expansión natural, y providencial, de España: es el desbordamiento impresionante de toda una fuerza moral acumulada después de ocho siglos de lucha por la libertad, la cultura, la nación y la fe.

La Cruzada del Océano es un libro de unas aventuras que todas superan la ficción más imaginativa: decenas de expediciones son narradas de forma entretenida, explicando la labor de los héroes y de los santos pero sin esconder las miserias de los avariciosos y los crueles. Nuestros compatriotas abrieron caminos, erradicaron prácticas salvajes como los sacrificios humanos, predicaron la fe del Dios hecho hombre, fundaron las grandes ciudades de América y sus primeras universidades, descubrieron decenas de maravillas de la naturaleza como las Cataratas del Iguazú, aprendieron las lenguas de los pueblos indígenas, defendieron a los indios de los abusos y descubrieron alimentos fundamentales para la humanidad como la patata, así como catalogaron miles de especies vegetales y animales, en una inmensa labor científica, muchas veces a cargo de los religiosos.

Por supuesto que algunos hicieron mal las cosas, por supuesto que en esta historia no falta la violencia y la guerra, pero miles de seres humanos encontraron gracias a España el fin a siglos de humillación a manos de los imperios americanos dominantes, como los incas o los aztecas y desde el principio los españoles encontraron indios aliados que combatieron con ellos por su libertad. Desde los primeros momentos del Descubrimiento, la Monarquía Hispánica de Isabel y Fernando, aconsejada por sabios hombres de Iglesia, se cuestiona la legitimidad moral de la Conquista como nunca hizo ni hará ninguna nación en el momento de someter otros pueblos. Desde el principio se prohíbe la esclavitud de los indios que son llamados ciudadanos. Más adelante, apenas cincuenta años después del Descubrimiento de Colón, llegan las Leyes Nuevas de Burgos inspiradas por el trabajo y los consejos de Francisco de Vitoria, Carlos I impone en América los fundamentos de los Derechos Humanos y del Derecho Internacional, que algunas naciones hoy consideradas tan avanzadas tardarían cuatro siglos en incorporar a su legalidad. Aún hoy se escuchan las quejas de quienes dicen que España no prosperó tanto debido a su fe católica, mientras otros, por renunciar a esa misma fe, se permitían el pirateo y la esclavitud para afianzar su poderío económico... España, sin duda no encontró en América solamente un botín sino, sobretodo, una misión.


En América España dio lo mejor de sí, lo mejor de los españoles de aquellos años alucinantes y consolidó todo un imperio durante más de dos cientos años. Dice Esparza que España dominó el mundo porque en el siglo XVI prosperaban los hombres de talento independientemente de su origen, condición o fortuna... ¡Cuánto debe aprender nuestra sociedad! ¡Qué grandes películas se está perdiendo el cine español, donde se podrían contar las aventuras de Inés Suárez o Mencía Calderón, o también de Cabeza de Vaca, Diego de Almagro, Pedro de Valdivia o Hernando de Soto! ¿No las conocen? Lean el libro y con un buen mapa al lado...