sábado, 25 de septiembre de 2010

SOMOS UNAS GENERACIONES ENGAÑADAS: EMPIEZA LA REBELION GENEROSA

Este fin de semana, en los pocos ratos que tiene uno para pensar, meditaré sobre la gran estafa a la que millones de jóvenes españoles  hemos sido sometidos en la historia reciente y sus posibles soluciones.
Como tengo mucho que meditar sobre este asunto fundamental, de momento adelanto un esbozo. Más adelante iremos, con vuestra ayuda, a los detalles.
La idea es sencilla. Los que hemos nacido a partir de 1975, españoles de 35 años, hasta los que ahora están buscando su primer empleo, de unos 20 años,  hemos sido engañados.
No todos, pero, la casta dirigente a nivel no sólo político,sino cultural, televisión, prensa, Obispos de la Iglesia, mandos del Ejército han intentado inocluarnos, durante años, que la transición fue perfecta, que todo se hizo bien, que fue el modelo de pacto, que la Constitución del 78 cerraba heridas...Pero ha bastado un presidente delincuente en todos los sentidos (traidor, colaborador con ETA, derrochador de dinero público...) para que muchos se den cuenta de que el actual sistema necesita de reformas profundas.
Antes, criticar el sistema nacido del 78 conllevava la expulsión de la vida pública con calificativos terribles. Implicaba el exilio del silencio. Ya no es así.
Y los que tenemos toda la vida por delante, los que no tenemos miedo de que nos llamen franquistas porque nunca vivimos ésa época que conocemos por la Historia,  los que miramos al futuro cargados de las  buenas enseñanzas de lo mejor de nuestras familias, queremos otra España. No tenemos que conformarnos. No tenemos que dar las gracias a nadie. La transición, reconozcámoslo, fue una chapuza, una cesión a todo tipo de traidores cuyo objetivo es destrozar nuestro maravilloso país. Y la Constitución del 78, un documento ambigüo del que todos, hasta sus creadores, se mofan saltándoselo a la torera.
Como jóvenes, debemos rebelarnos. Y los mayores, con humildad, deben reconocer sus fallos y ayudarnos a mejorar. La rebelión ha empezado, no se trata de una rebelión violenta. Es una rebelión sobretodo cultural, y generosa, que pronto tendrá consecuencias. Porque  el sistema del 78 muere porque lo matan sus propios errores. Y ya no queda nada que robar. Le pasa lo mismo que la URRS. Esto se derrumba solo, por propia lógica interna. Ahora, nosotros, tenemos que generar la alternativa, generosa y pacífica. Ya basta de engaños.  La transición no fue perfecta y España debe cambiar para subsistir.

9 comentarios:

  1. ¿Pero a qué te refieres? ¿Al marco político, al sistema democrático, al sistema de poder...? Porque se me ocurren muchos nuevos modelos, igualmente revolucionarios:

    1) Hay gente que aboga por la democracia cristiana:

    Es necesaria una democracia cristiana, similar a la desglosada por Konrad Adenauer, cuyos postulados ofrecen una visión del hombre y del mundo fundamentada en el humanismo y en los valores cristianos. La política no debe tener más interés que la persona, permitiendo su desarrollo en sociedad, fortaleciendo, por tanto, la más noble de las instituciones y por la cual el sujeto se convierte en un “alguien”: la familia. Sin duda alguna la política y las instituciones democráticas deben asegurar como fin último el respeto a la dignidad del ser humano, el sentido de la sociedad y la solidaridad como criterio de convivencia entre los hombres en cuanto que compartimos un mismo destino a la luz del mensaje evangélico, que otorga la dignidad más alta a la persona.

    http://opusprima.wordpress.com/2010/06/26/la-necesidad-de-una-democracia-cristiana/

    2) Por otra parte, sé de anarcoliberales (cada vez más numerosos) que están a favor de la secesión de Cataluña y de la completa desmembración de España:

    Los liberales, a nivel teórico, están separados en dos "bloques": los que defienden la lucha por limitar el poder del Estado dentro del esquema actual (control del gasto, separación de poderes, etc.); y los que teorizan la incompatibilidad entre liberalismo y democracia. En este segundo bloque, el el modelo más "radical" es el anarcocapitalista, que estudia la organización de las sociedades sin Estado, a través de empresas privadas (incluida la seguridad y defensa del Estado). El Estado es una forma de organización completamente arcaica y anacrónica que habría que destruir.

    En el camino para alcanzar el modelo anarcocapitalista, destaca el teórico Hans Hermann Hoppe, partidario de "desmontar" el Estado en sus partes constituyentes y crear un mundo basado en decenas de miles de diversos países, regiones o cantones y cientos de miles de ciudades libres independientes como Mónaco, Andorra, San Marino, Liechtenstein, Hong-Kong, Singapur, Bermuda, etc.

    Dice Hoppe: "El Estado centralista y democrático no se autoabolirá democráticamente. He aquí la respuesta: mediante la secesión como etapa intermedia y decisiva hacia la meta última de la privatización total"

    Entonces me pregunto: ¿debería apoyarse, desde un sector liberal (de corte anarquista), la separación de Cataluña del resto de España?


    http://blogs.libertaddigital.com/presente-y-pasado/van-a-por-todas-la-enfermedad-del-europeismo-6647/#com1050663


    3) Luego hay una oposición claramente fascistas, no muy extendida entre los jóvenes:

    *Poca gente hay más malévola que un progre ni más tonta que un facha. Pásmense: http://youtu.be/5LXICiohC-w

    http://blogs.libertaddigital.com/presente-y-pasado/vejaciones-y-mas-que-vejaciones-soluciones-heroicas-para-gibraltar-6909/

    Realmente, muchos coincidimos en que la Constitución fue la chapuza del "café para todos". Pero en lo que no estamos de acuerdo es en el modelo de sociedad -revolucionario y moderno- que los jóvenes hemos de plantear, ya que, como le digo, algunos abogan por democracia cristiana de izquierdas, otros por un liberalismo clásico, y otros por la organización de la sociedad sin Estado.

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Blas, creo sinceramente que lo que planteas es una utopía. El sistema democrático español es bipartidista y dependiente de nacionalísmos. Es así, y punto. Y lo que duele es precisamente el "y punto". Ninguno de los dos grandes partidos está dispuesto a cambiarlo. No tienen uebos (ver diccionario de la RAE)de hacerlo, entre otras cosas porque se les caería el chiringuito. Si tuvieramos un sistema electoral basado en "un español, un voto" la cosa sería bien distinta. Por no hablar del sistema de "doble vuelta electoral" o "listas abiertas" en las que se pudieran presentar, no sólo a la elección de la presidencia del gobierno, sino también a la de los ministerios. Sería caótico, si, pero más que nada por la falta de compromiso con el país, el escaso espíritu de sacrificio, el clientelísmo y la sinvergonzonería que predomina en parte de la clase política actual. Los ciudadanos deberíamos tener derecho a elegir libremente a nuestros representantes y no al que el líder del partido determine para tal o cual puesto.
    Y por el momento, voy a dejarlo aquí, porque sinceramente me estoy cabreando yo solito con esta reflexión...
    Cada día me planteo con más seriedad la posibilidad de irnos a vivir al extranjero.... Con la cantidad de impuestos que pagamos, y nos están jodiendo día tras día. Cualquiera que se dedique a vender, sabe que si no satisfaces a tu cliente, te manda a la mierda en un momento. ¿Por qué no podemos mandar a la mierda a los políticos cuando nos tocan las narice? Ah...es que si resulta que un puñetero partido independentista le apoya en la aprobación de los presupuestos, van a seguir tocándonos la moral hasta el final de la legislatura...claro. Clientelismo, amiguismo, coacción o como coño quieran llamarlo; pero esta panda de cabrones no tienen verguenza.

    Ea, ahí os dejo con mi cabreo...

    Abrazos a todos.

    ResponderEliminar
  3. ¿Lo veis? Un claro ejemplo de ciudadano que siente una aversión tremenda por los impuestos. La revolución, querido Blas, tiene que empezar por el bolsillo del ciudadano medio ;)

    ResponderEliminar
  4. OJ, no siento aversión hacia los impuestos. Siento´una aversión tremenda a la forma en que se gestionan: subvenciones inútiles, financiación de partidos políticos independentístas y terrorístas, coches oficiales y demás dispendios. És más, estaría dispuesto a pagar más impuestos si existiera un plan claro de austeridad y de inversión en generación de empleo, mejora de infraestructura, sanidad, pensiones, educación, seguridad ciudadana...y un millón de etcéteras...pero que NO SE DERROCHEN!!
    Y ahora estoy aun más caliente que antes después de haber visto a la tropa de la ceja dando el apoyo a los sindicatos de cara al 29S. Qué poca verguenza...

    ResponderEliminar
  5. Vivir para ver: un ciudadano dispuesto a pagar más impuestos. Y encima para que vaya a la educación, entre otras cosas. Dice Jaime: "inversión en generación de empleo, mejora de infraestructura, sanidad, pensiones, educación, seguridad ciudadana...y un millón de etcéteras...pero que NO SE DERROCHEN!!"

    Mire, señor Jaime. De entrada, dejamos a parte el tema del derroche, que está muy bien.

    Punto primero. Más dinero para la educación, reclama usted. ¿Por qué iba a mejorar? Quizás no lo sepa, pero si hay algo que haya ido parejo al empeoramiento de la calidad en la escuela pública ha sido el gasto en ella.

    Las escuelas públicas tienen obvios incentivos para empeorar. Si un colegio público es eficiente, automáticamente verá recortados sus fondos, que irán a parar a otros centros "más necesitados". (Por una educación privada y libre, J. R. Rallo)

    Los profesores, por su parte, son funcionarios que tienen asegurado el puesto de por vida. No necesitan realizar un buen trabajo, ni mejorar su formación continuamente. Al profesor funcionario le basta aparentar que enseña a los alumnos, no necesita hacerlo realmente. Tal y como decían en los obreros de la URSS: "Ellos hacen como que nos pagan y nosotros hacemos como que trabajamos". (Por una educación privada y libre, J. R. Rallo)

    El Estado, que ostenta el monopolio público, no tiene ningún incentivo para ofrecer un servicio de calidad. ¡Enterémonos ya!

    Punto segundo. Y encima ocurre una cosa gravísima: en sectores nacionalizados como los que usted indica no surgen precios de mercado y no es posible el cálculo económico.

    Dice usted que "(...) inversión en generación de empleo". ¿Cuánto dinero dedicaría usted a ello? ¿Por qué esa cantidad? ¿Cómo me asegura usted a mí que el dinero que le ha dado a la empresa x, pongamos por caso, va a crear empleo? ¿Y si la empresa es un desastre? ¿Cómo sabemos si estamos incentivando lo bueno y no lo malo?

    Una revolución silenciosa tiene que empezar cuestionando nuestro modelo socio-económico, porque de él devienen todas las crisis superpuestas que ahora sufrimos (y volveremos a sufrir más adelante).

    Hoy me llamó la atención de una entrada en el blog de Rodríguez Braun. Se ha citado, por parte de el partido conservador británico, a un economista español respecto a la cuestión de la expansión artificial del crédito. ¿Qué estamos haciendo nosotros con nuestros economistas? ¿Por qué ELLOS escuchan a NUESTROS expertos? ¿A quienes escuchamos nosotros? Sí, escuchamos a aquellos que nos dicen lo que queremos oír, y que son los mismos que nos vienen metiendo en varias crisis, las cuales, por cierto, ni entienden...

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. OJ, siento que vea el problema de la educación desde el pesimismo y de imposibilidad de mejora. Claro que podemos solucionarlo!!!Y entre otras medidas, habrá que poner más pasta, aquí coincido con Jaime. Pero no sólo el dinero resolverá el problema, evidentemente.
    Por otro lado, me parece vital invertir y poner medidas en políticas de generación de empleo. A la pregunta que le hacía a Jaime sobre cuánto dinero había que poner, la pregunta es facil, todo el posible.
    Por último, me gustaría que diera su opinión sobre cuál es el modelo que usted propone. Sólo se ha limitado a exponer unos cuántos pero sin dar soluciones. Esto no es una crítica, es sólo que me gustaría saber qué modelo es el suyo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. OJ, JAIME, PEPE, creo que es interesante lo que decis, pero mi objetivo, de momento no es dar con la solución concreta, sino, como paso previo fundamental, alertar del problema, que muchos no ven. Este sistema está acabado, serán años quizá hasta que cambie, pero lo que necesita urgente es fin autonomía, listas abiertas y gente de nivel en política.

    ResponderEliminar
  8. hace muchos años q los jovenes q nos toco vivir la transicion palitica sabemos q es un desatre la hicieron y firmaron politicos pon nula vision de futuro y asi nos luce el pelo como seria q ni redactarla sabian y menos mal q habia un notario para el tramite por cierto el unico q voto no ala constitucion por lo q significaban las autonomias etc recuerdas blas un saludo jl

    ResponderEliminar
  9. Jose Luis, lo recuerdo, ahora los que condenaban a ese Notario le dan la razón, eso sí, sin nombrarle. Su mérito fue avisar de esta estafa hace 35 años...

    ResponderEliminar

Por favor, deja tu comentario y valora esta entrada, tanto si estás de acuerdo como en desacuerdo.